Noticia

21
may

NO PODEMOS PEDIR A ALGUIEN QUE ENTREGUE SU ENTUSIASMO A UNA RUTINA COTIDIANA EN UN PUESTO CON TAREAS Y FRONTERAS DELIMITADAS

Belén Varela ha trabajado siempre en el ámbito de las personas y su desarrollo, y se nota. Convencida que el optimismo es la clave para mejorar nuestro rendimiento personal y colectivo, las personas ocupan el centro de su discurso y apunta que con que la motivación adecuada, todos somos capaces de mejorar.

Rehúye la rutina y la definición excesiva de tareas y defiende el dinamismo en el seno de las organizaciones. Solo si las Administraciones Públicas son capaces de plantear retos a sus personas, dice, conseguirán que éstas dediquen su energía y su entusiasmo, además de su tiempo.

¿Qué te trae por Q-epea? ¿Qué vienes a compartir?

A Q-epea me traen las personas. Las personas que tienen la valentía de organizar un evento de este nivel y las que asisten cada año para para mejorar la gestión de las administraciones.

Mi propuesta trabajará dos frentes: la organización como ente y la persona como empleada. En la conferencia abordaremos la organización, como institución, la herramienta para gestionar su optimismo colectivo. Y en el taller previo trabajaremos sobre la capacidad que tenemos cada uno de nosotros para mejorar nuestro trabajo. Lo que se ha denominado en inglés “job crafting” y que aquí podríamos llamar “confección a medida” del trabajo.

¿Qué reto fundamental crees que deben priorizar las administraciones públicas para estar a la altura de los retos de todo tipo que se nos presentan?

Las administraciones públicas están constituidas, movidas y gestionadas por personas y, desde mi punto de vista, el gran reto es conseguir que esas personas sientan su trabajo como vocación, con significación, inspiración y orgullo. Creo que las administraciones públicas deben activarse como espacios de trabajo dinámicos y retadores para que las personas entiendan la importancia de su actividad y no solo dediquen su tiempo, sino también su energía y su entusiasmo.

¿Sobre qué palanca de cambio propondrías trabajar?

Creo que los retos deberían ser el motor de cambio de las administraciones públicas. Retos que generen interés, vinculación, trabajo en equipo y aportación de nuevas ideas. Para ello, el entorno también debe cambiar: no podemos pedir a alguien que entregue su entusiasmo a una rutina cotidiana en un espacio conocido en un puesto con tareas y fronteras delimitadas. Creo que hay que romper con el trabajo individual y demasiado definido y no es fácil.

¿Una razón para estar en Bilbao los días 24 y 25 de mayo?

Creo que las personas y las ideas en movimiento son la mejor razón para estar en Bilbao el 24 y el 25 de mayo.

Dejar un comentario